viernes, 7 de octubre de 2011

Fuente del Avellano (1896)




Esta fuente del siglo XIX, muy cerquita de la ciudad siguiendo el peregrino curso del río Darro, que adquirió notoriedad por las tertulias literarias que tenían lugar en su entorno, hubiera pasado desapercibida, perdida entre la soberbia monumentalidad granadina, de no ser porque Molina, aquel que rizaba la armonía en bucles de plata, llevó su agua, por el acueducto sonoro de su prodigiosa voz, a todos los rincones del mundo, dando de beber, como samaritano salido del costumbrismo andaluz, a propios y extraños, convirtiendo la fuente en universal:

1 comentario:

  1. Cantas veces abre bebido agua en esa fuente¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar