sábado, 29 de octubre de 2011

Torre de los Picos de la Alhambra ( 1892 )


Realizada a fines del siglo XIII o comienzos del XIV, esta torre es conocida con ese nombre gracias a unos elementos con forma de ménsulas que sobresalen en la cara exterior de la planta alta. Servían como balcones volados para, desde arriba, controlar toda la vertical de la torre y de la planta situada en su base.


La Torre de los Picos servía para la defensa de una de las entradas de la fortaleza que comunicaba con el Generalife. Esta entrada llevaba hasta la llamada Puerta del Arrabal y de ahí conducía a los cuarteles que formaban la defensa de dicha fortaleza. Su interior se compone de 3 cuerpos, formando un conjunto misterioso y fantástico que inspiró a Washington Irving para describirnos al poderoso y rico judío Almamen, que se escondía por este paraje para buscar los medios de venganza contra el seductor de su hija.

viernes, 7 de octubre de 2011

Fuente del Avellano (1896)




Esta fuente del siglo XIX, muy cerquita de la ciudad siguiendo el peregrino curso del río Darro, que adquirió notoriedad por las tertulias literarias que tenían lugar en su entorno, hubiera pasado desapercibida, perdida entre la soberbia monumentalidad granadina, de no ser porque Molina, aquel que rizaba la armonía en bucles de plata, llevó su agua, por el acueducto sonoro de su prodigiosa voz, a todos los rincones del mundo, dando de beber, como samaritano salido del costumbrismo andaluz, a propios y extraños, convirtiendo la fuente en universal: